Coche conectado ¿Lo tienes claro? Qualcomm nos lo define muy bien

0

Qualcomm Connected Car

Antes de nada, no confundáis el concepto de Coche conectado con el de un coche autónomo o que se conduce solo, los tiros no van por ahí. Hasta hace poco, de hecho, el concepto de coche conectado estaba reservado para los, digamos, frikis (yo me considero uno de ello 😉) o al menos, Así lo puso de manifiesto un estudio de Qualcomm llevado a cabo en 2016, en el que el 40% de los entrevistados no supo responder cuando se le preguntaba por el significado de esta expresión. Curiosamente, algunos se imaginaban que era un coche que se conducía solo y volaba al estilo de la película Regreso al futuro. Pero muchas de las funciones que caracterizan al coche conectado son, desde hace algún tiempo, una realidad.

Para que nos quede más claro, Qualcomm enumera algunas de las funciones cotidianas que demuestran que estamos mucho más cerca del coche del futuro de lo que pensamos:

  • Bluetooth. Hubo un tiempo en el que los conductores utilizaban cintas de cassete o simplemente la radio para poder escuchar música. Hoy en día nos montamos en el coche y conectamos la radio a través del Bluetooth con nuestra lista de música o un servicio de streaming a través del Smartphone. El Bluetooth no sirve sólo como entretenimiento en el coche, sino que también permite hacer llamadas de teléfono y actuar como navegador para evitar los atascos y proporcionar información útil sobre accidentes.
  • Control por voz. En los años 80 David Hasselhof hablaba con su coche Kitt a través de un reloj en la serie El coche fantástico, y el coche le contestaba. Ahora, en el año 2017, cada vez menos personas consideran extraño que un conductor hable con su coche. Según diversos estudios, un 50% de usuarios utiliza el control de voz en su coche por lo menos una vez a la semana.
  • Búsqueda de aparcamiento. Si dejáramos que el propio coche nos busque una plaza de aparcamiento, los conductores se ahorrarían un total de 560 millones de horas en la búsqueda de plazas de aparcamiento libres. Se están realizando las primeras pruebas para ver dónde colocar detectores sobre el asfalto que informen cuando una plaza está libre.
  • Sistema de diagnóstico del vehículo.Cada vehículo nuevo ya lleva un complejo y sensible sistema de diagnóstico. El sistema detecta y señala todos los fallos del vehículo y evita, así, los costes asociados a las revisiones en el taller.  Este sistema cuenta con una gran variedad de características de dispositivos analíticos y memoria de errores que utiliza para evaluar el problema y detectar qué le ocurre al coche.
  • Gestión de la flota.Una empresa con una flota de vehículos puede administrar, planificar, manejar y controlar todos los vehículos. Así, los trayectos pueden ser analizados conforme a ciertos parámetros; por lo que cualquier posible problema se puede identificar rápidamente y resolverse o incluso evitarse.

Por último, muchos coches de última generación ya incorporan funciones que los acercan a esos vehículos autónomos o más bien, semi-autonomos ya que, por ejemplo y dejando de lado los Tesla, nos permiten mantener la distancia respecto al que tenemos delante o frenar en caso de que el otro coche lo haga de manera brusca. También son capaces de leer las señales y ajustar la velocidad, ajustar las luces (largas o cortas) en función de si vienen otros coches o algunas funciones más que me dejo en el tintero.

¿Y qué vendrá después? Los Coches autónomos. Desde Qualcomm apuntan que las máquinas cometen menos errores que las personas.  La autonomía de los vehículos conectados contribuirá a una mayor seguridad en las carreteras y evitará un mayor número de accidentes. “Es más: en el futuro dejará de haber atascos gracias a una conducción automatizada, que será, por tanto, perfecta. También se reducirán el número de maniobras y frenadas, lo que significa menos emisiones contaminantes, menos accidentes, menos atascos, más protección del medioambiente y viajes más cómodos. La gran cantidad de datos que no sólo se compartirá entre los ocupantes sino también entre los coches, requerirá un ancho de banda tan grande que solo van a poder proporcionar las nuevas comunicaciones móviles 5G.

Y vosotros que pensáis ¿Veremos coches inteligentes o autónomos en los próximos, digamos, 10/20 años? Yo creo que sí, y entonces, podremos ir leyendo o juagando a la consola 😉 mientras vamos al trabajo o a un viaje.

 

Share.

About Author

Fundador y Editor Jefe de Androtalk.es. Tecnoadicto y aerotrastornado. Mi pasión es Android y trato de plasmarla en la web Galo Alcolea | Facebook | Twitter

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies